Inicio / Movimientos Sociales / Ya no hay motivos para que Arturo Campos siga preso; Tlachinollan

Ya no hay motivos para que Arturo Campos siga preso; Tlachinollan

***Entregan firmas al Gobierno de Guerrero, para exigir cese a la criminalización

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Guerrero.-Luego de haber sido absuelto de tres procesos penales y demostrado en el cuarto, que Arturo Campos actuó en todo momento como autoridad comunitaria, ya no hay motivos para que siga preso, consideró el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, Abel Barrera Hernández.

Este miércoles se cerró el proceso de instrucción del último cargo que se le imputa al activista, que es secuestro, y se espera que en los próximos días el juez cuarto del distrito judicial de Morelos con sede en la Ciudad de Tlapa, y confían en que tras haber demostrado su calidad de autoridad comunitaria obtenga su libertad.

Hoy (jueves) figuras públicas entregaron 33 mil firmas a la representación del Gobierno de Guerrero en la Ciudad de México, para demandar al juez agilizar su caso y dictar sentencia lo más pronto posible, así como tomar en cuenta las pruebas ofrecidas por sus abogados y decretar su libertad inmediata.

Cerrado el cuarto proceso, Abel Barrera, consideró que en cualquier momento el juez podría decretar la libertad, por lo que esta campaña tiene como objetivo exigir al Gobierno del Estado el cese a la criminalización, porque aún podría haber una apelación por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), quien hizo la acusación.

Explicó desde el principio, quienes lo acusaban de ser secuestrador, se desistieron de los señalamientos, muchos que incluso nunca conocieron a Arturo Campos, por lo que ya nada sustenta ese dicho, que fue formulado por autoridades estatales, como lo hicieron en su momento contra Nestora Salgado, y siguen haciéndolo con Gonzalo Molina y Samuel García.

Actualmente, Arturo Campos se encuentra recluido en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Ayutla de los Libres, donde de acuerdo con las organizaciones de Defensa de Derechos Humanos, ha sido sometido a tortura física y psicológica.

El año después de su detención, estuvo más de un año en el penal de máxima seguridad de Almoloya, junto a los capos más peligrosos del narco, lo que para el director del Centro Tlachinollan, constituyó el principal acto de criminalización de un defensor de los derechos de los pueblos indígenas.

Además de su libertad, el equipo defensor de su causa, exige a las autoridades se repare el daño que se le ha ocasionado, psicológico, físico y patrimonial, pues en cuatro años, ha perdido todo lo que poseía, y su familia se encuentra totalmente desprotegida.

De ahí la necesidad de que se agilice el veredicto final del juez, y se reivindique la figura de líder comunitario de Arturo Campos. (Agencia Periodística de Investigación) 

Acerca Cuevas

Mira también

Bloquean estudiantes indígenas en Chilpancingo; exigen pago de becas

José Molina de la Cruz/API Chilpancingo, Gro.- Alumnos aglutinados a la Unión de Estudiantes Indígenas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.