Inicio / Seguridad / Agresiones a periodístias / Hombres armados interceptan y someten al periodista Zacarías Cervantes, en Chilpancingo

Hombres armados interceptan y someten al periodista Zacarías Cervantes, en Chilpancingo

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 16 de Noviembre de 2017.- La noche del miércoles, hombres armados interceptaron y sometieron de manera violenta al periodista Zacarías Cervantes, del Periódico el Sur de Guerrero,  en Chilpancingo, cuando abordaba su vehículo para dirigirse a su domicilio, fue golpeado, robado y amenazado.

Zacarías, un periodista con una trayectoria de más de 30 años dentro de la labor informativa, narró a la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (APEG), que fue alrededor de las 08:00 de la noche, cuando sufrió el atentado, donde el objetivo era intimidarlo.

La Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (APEG) repudia la agresión contra nuestro compañero Zacarías Cervantes, la noche del miércoles 15, alrededor de las 8:00 de la noche, cuando se dirigía a su automóvil, estacionado en la esquina de la calle Galo Soberón y Parra y el encauzamiento del río Huacapa.

Siete hombres, con camisa blanca, lo estaban esperando, lo interceptaron justo antes de abrir la puerta, le doblaron el brazo hacia atrás y le agacharon la cabeza hacia abajo, para someterlo y quitarle las llaves del vehículo. Así lo tuvieron durante 20 minutos, captó cómo uno de los hombres hablaba por teléfono. “¿Nos lo llevamos?”, lo oyó preguntar.

Zacarías Cervantes les dijo que no tenía dinero, pero que si querían que se llevaran el auto. “Dile que no queremos su pinche dinero”, oyó una voz a unos metros.

En ese tiempo, también revisaron su carro y su cartera. Antes de irse, los atacantes dejaron sobre el asiento del copiloto un ejemplar del día del periódico El Sur abierto justo en una página donde se publicó información del compañero.

En días recientes Zacarías Cervantes ha documentado los abusos de la empresa minera “Media Luna”, en la comunidad rivereña de Nuevo Balsas, municipio de Cocula, en la Zona Norte del Estado, así como ola de violencia que se vive en la Montaña Baja, específicamente en el municipio de Chilapa.

Sin decir nada, le quitaron su celular y se fueron; las llaves las dejaron pegadas al auto.

Zacarías Cervantes permaneció unos minutos agachado por no saber si lo seguían vigilando, por lo que no se percató cómo ni hacia dónde se fueron los agresores.

La APEG, expuso que “Es evidente que la agresión en contra de nuestro compañero no se trata de un asalto, sino de un acto de intimidación premeditado, planeado desde el poder para silenciarlo”.

Es tangible que el gremio periodístico de Guerrero vive otro momento ominoso propiciado por este gobierno, ineficaz para brindar seguridad a la ciudadanía, y a quien se le han terminado las excusas, a dos años de iniciado su mandato.

Desde todos los espacios, “Exigimos al gobierno de Héctor Astudillo Flores investigue esta agresión que es un claro hecho de intimidación. Lo hacemos conscientes de que poco hará para resolverlo, como ha ocurrido con otros casos, como los asesinatos de los compañeros Francisco Beltrán y Cecilio Pineda, ocurridos en estos dos años de su administración”. 

La APEG, el Sindicato de Redactores de la Prensa (SNRP) Delegación 17, el colectivo Defendiendo Reporteros Defendiendo Reporteros, responsabilizamos a Héctor Astudillo de cualquier agresión o amenaza que sufra nuestro compañero Zacarías Cervantes y le exigimos un alto a las agresiones contra reporteros y reporteras, y respeto absoluto a la libertad de expresión. 

A las organizaciones de defensa de los derechos humanos y de los periodistas del país e internacionales, les pedimos pongan mucha atención a lo que está sucediendo en estos momentos en Guerrero, ya que en los últimos meses se han registrado muchas agresiones en contra de los periodistas. (Agencia Periodística de Investigación)

Acerca Cuevas

Mira también

Colectivos logran que diputados prorroguen la designación del Fiscal de Desaparición Forzada

*** Familiares de personas desaparecidas entraron a empujones al edificio legislativo, porque diputados les habían …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.