Inicio / Regiones / Montaña / Por guerra de cárteles, sin transporte público Chilapa y la Sierra de Guerrero

Por guerra de cárteles, sin transporte público Chilapa y la Sierra de Guerrero

*** Los constantes ataques al transporte, porque usan unidades para cometer ilícitos: Gobierno de Guerrero 

*** En Chilapa van 21 transportistas asesinados, desde 2014 

Así luce el sitio de Urvan de la ruta Chilpancingo-Tlacotepec, en la capital del Estado, tras ataque con cuernos de chivo y granadas. (Fotografía: José Molina/API)

Bernardo Torres/API

Chilpancingo, Gro. 17 de Septiembre del 2017.- El constante movimiento del mapa delictivo en la Región Centro, Montaña Baja y la Sierra de Guerrero, está dejando municipios y decenas de comunidades incomunicadas, por la violencia entre grupos criminales y los ataques contra los trabajadores del transporte público.

El domingo pasado, 10 de septiembre, un comando atacó el sitio de Urvan del municipio de Heliodoro Castillo, con granadas y AK-47, dejando como saldo una unidad completamente calcinada y un chofer ejecutado.

Los hechos ocurrieron minutos después de las 19:00 horas en el sitio de Urvan de Tlacotepec, ubicado en la calle Manuel, esquina con Emilia Vega de la colonia Morelos; En la escena del crimen localizaron decenas de casquillos percutidos de calibre nueve milímetros y 7.62×39 para rifle de asalto AK-47, mejor conocido como “cuerno de chivo”.

Según reportes policiacos, en el lugar fueron hallados también restos de una granada de fragmentación que fue lanzada por los atacantes a la unidad marcada con el número 06, mientras que otra combi fue alcanzada por las balas.

El lunes, el sitio amaneció vacío, y el servicio del transporte público hacia el municipio de Tlacotepec fue suspendido de manera indefinida, al no haber ninguna garantía de seguridad para continuar con sus actividades, además de que las instalaciones quedaron inutilizables.

Esta medida, ha dejado fragmentada la región de la Sierra, pues decenas de comunidades dependen de esta ruta entre el municipio y la capital del Estado, siendo  además el único medio transporte.

En la semana, otros dos hombres originarios de ese municipio fueron asesinados en Chilpancingo, lo que marcó un patrón de ataques y una confrontación entre dos grupos criminales.

Este domingo, un chofer de urvan del Sitio Morelos de Chilapa de Álvarez fue asesinado, provocando la suspensión del servicio público, por lo menos del Sitio Morelos y Transportes de la Montaña.

Ese domingo, decenas de estudiantes y usuarios provenientes de la Montaña, se quedaron varados en Chilapa, por la suspensión del transporte, y aunque estaban activo el Servicio de Urvans Express y los autobuses Altamar, se reportó un caos para trasladarse a Chilpancingo.

Ataques al transporte, por que usan unidades para cometer ilícitos: Florencio Salazar

Una urvan del Servicio Público luego de ser incendiada con una granada de fragmentación, en Chilpancingo. (Fotografía: José Molina/API)

De acuerdo con el Secretario General de Gobierno del Estado de Guerrero, Florencio Salazar Adame, los recientes ataques en contra del sistema de transporte de la Sierra y la Montaña Baja, se debe a que las unidades están siendo utilizadas para la comisión de ilícitos.

En el último mes, el grupo criminal dirigido por “El Teniente”, ha recuperado un importante espacio en la Región Serrana, lo que ha generado ataques en comunidades colindantes entre los municipios de Heliodoro Castillo, Chilpancingo y Leonardo Bravo, haciendo evidente la confrontación de grupos criminales en la zona.

Florencio Salazar Adame, entrevistado este domingo sobre la suspensión del servicio de transporte público en Chilapa y asesinatos de choferes de la ruta hacia Chilpancingo, dijo que la Fiscalía General del Estado (FGE) se está haciendo cargo de las investigaciones, de los diferentes casos que se han suscitado.

En cuanto a la seguridad, Salazar Adame indicó que en el municipio hay un operativo permanente por parte de las fuerzas armadas, para restablecer el orden y las cosas vuelvan a la normalidad.

Reconoció que hay un problema grave entre el sector del transporte y las bandas de la delincuencia organizada, debido a que en administraciones pasadas hubo una entrega excesiva de permisos, lo que provocó una saturación y muchas de esas unidades están siendo utilizadas para la comisión de ilícitos.

Ante esto, el gobernador del Estado “ha dado instrucciones a la Dirección de Transportes para que implemente un proceso de modernización. Se ha contratado una empresa que está haciendo los estudios necesarios, y esperamos que pronto esto disminuya de manera sensible”, dijo el funcionario estatal.

Atribuyó los pocos resultados de las estrategias de seguridad implementados en Chilapa, a la disputa de territorios entre grupos de la delincuencia y, “es muy lamentable que fallezcan personas en estos enfrentamientos, pero fundamentalmente se trata de grupos delictivos”.

Florencio Salazar, insistió en que lo que está haciendo el gobernador y las fuerzas de seguridad de manera coordinada, es lo que se debe hacer, pero la acumulación de varios problemas no permiten bajar los índices delictivos.

21 choferes de Chilapa, han sido asesinados

De acuerdo con el portal de noticias “App Chilapa”, de 2014 a la fecha, 12 choferes del servicio público han sido asesinados a bordo de sus unidades; seis fueron levantados cuando circulaban sobre la ruta Chilapa-Chilpancingo, en el tramo Chilapa-Tixtla.

En la mayoría de los casos, sus cuerpos han sido hallados en Tixtla y Chilpancingo, otros tres fueron asesinados en las bases del sitio Morelos y Transportes de la Montaña, haciendo un total de 21 choferes privados de la vida.

Las cifras anteriores corresponde sólo a choferes de la ruta Chilpancingo-Chilapa, sin embargo, si se tomaran en cuenta las víctimas del transporte local y hacia las comunidades, la cifra se duplica, hasta cerca de 50, en los últimos tres años de violencia en el municipio.

Esta ola de violencia ocurre en medio de constantes operativos de seguridad, en los que han participado la Policía Federal, la Gendarmería Nacional, el Ejército Mexicano y la Policía Estatal, sin resultados y con incremento de la violencia que ha alarmado a organismos internacionales de derechos humanos.

La violencia detonó en 2015, tras la irrupción de 300 civiles armados a la Ciudad, y que frente a las corporaciones policiacas del Estado y la federación, ejecutaron decenas de “levantones”. En ese año Chilapa registró 56 homicidios.

Para 2016, la cifra de ejecuciones se duplicó a 121, incrementándose además el nivel de violencia empleado en la comisión de delitos; en lo que va del 2016, Chilapa ya registra 201 ejecuciones, y de seguir este indicador, duplicará a los del año pasado.

El Colectivo de Familiares de Desaparecidos “Siempre Vivos”, ha insistido desde hace varios meses declarar el corredor de la Montaña Baja y Chilpancingo, como Zona de Desastre Humanitario, por los altos índices de asesinatos, secuestros y desapariciones forzadas. (Agencia Periodística de Investigación)

Aspectos de la violencia contra el transporte público en Chilpancingo. (Fotografías: José Molina/API)

Acerca Cuevas

Mira también

Más terror en Chilapa; otro transportista ejecutado, frente a sus pasajeros 

API Chilpancingo, Gro. 17 de Octubre del 2017.- El conductor de una urvan del servicio público …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.