Inicio / Seguridad / Delincuencia Común / “Carteristas”: del robo a la muerte

“Carteristas”: del robo a la muerte

*** Grupo de 20 ladrones lleva más de diez años operando en Guerrero; cuatro, aparecieron ejecutados en la capital 

*** Fueron detenidos una y otra vez por la Policía Municipal, pero quedaban en libertad a falta de denuncias de sus víctimas 

*** Operaban en Tlapa, Chilapa, Tierra Colorada, Taxco, Tixtla y principalmente Chilpancingo

José Molina/API

Chilpancingo, Gro. 05 de Septiembre del 2017.- Alejandro, Gabriel, Emma e Inocencia, fueron cuatro integrantes de una banda dedicada al robo, conocidos como “los carteristas”. Aparecieron torturados y ejecutados, uno de ellos desmembrado, en Chilpancingo.

A las 20:30 horas del pasado sábado, en la calle del Coro de la colonia Obrera y la Cañada de la Lomas de Xocomulco, aparecieron los cuerpos de dos mujeres y un hombre envueltos con bolsas negras y cinta canela, así como tres bolsas con los restos de otro hombre, desmembrado.

Las cuatro víctimas fueron identificadas por sus familiares como Alejandro “N” de 38 años de edad e Inocencia “N” de 34, hermanos. Así como Emma “N” de 34 años y Gabriel “N” de 36; todos, vecinos de la colonia 4 de Abril de esta ciudad capital.

Junto a los cuerpos, sus victimarios dejaron dos cartulinas. A la letra, una de ellas decía: “Esto nos pasó por andar robando en el mercado y en el centro”. El segundo mensaje firmada por C.D.S (Cartel del Sur), los señalaban como “carteristas”, y además, se afirmaba que solían dar “cristalazos” a los vehículos, para cometer sus robos a mano armada.

A los ladrones de esta ciudad y el resto de la banda de “carteristas”, el grupo criminal les envió un mensaje claro: “no hay segunda oportunidad”. 

Uno de los hombres fue desmembrado por el grupo delictivo, el otro torturado y decapitado. Una de las mujeres también fue torturada y decapitada. Le arrancaron las uñas luego cortaron sus dedos.  

Según el resultado de la necropsia del Servicio Médico Forense, la otra mujer fue torturada y murió por un fuerte golpe en la nuca. 

La banda 

En Chilpancingo existe un grupo de más de 20 personas, entre mujeres, hombres y menores de edad, al parecer todos integrantes de una familia, que de acuerdo con información recabada en la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio, son originarios de la comunidad de Chilacachapa, municipio de Tixtla. 

Llegaron a vivir a la colonia 4 de Abril en Chilpancingo desde hace varios años, donde se dedicaron al robo. 

Entre policías, el grupo es conocido como “los carteristas” de la 4 de Abril; están bien identificados por los comerciantes en el mercado “Baltazar R. Leyva Mancilla”. 

A la barandilla municipal han caído infinidad de veces; una y otra vez por los mismos delitos, pero nadie los denuncia, por eso es que la Policía Municipal termina liberandolos. 

La forma de operar de este grupo es la siguiente: entre 4 o 5 personas aprovechan la multitud entre los pasillos de la central de abastos y, al estar “apretados”, sin que sus víctimas se den cuenta abren sus bolsos con algún objeto punzo cortante, para luego sacar las cosas de valor y retirarse tranquilamente.

Es la misma forma de robo que implementan en las paradas de Urvan del servicio público, ya sea en el mercado o el centro, donde existen sitios con mayor cantidad de personas. Muchas veces utilizan a bebés o niños menores de 10 años para cometer sus robos, para pasar desapercibidos en la retirada. 

Cuenta un antiguo agente de la Policía Municipal, que otra forma de operar es en los bancos de la ciudad, donde en grupo se acercan a las personas para observar si retiran cantidades fuertes de dinero en efectivo.  

Después de eso avisan a otro grupo pequeño, dándoles las características de su víctima y estos la siguen para que, en algún lugar solitario la despojen del dinero. Los días de quincena, afirma el ex policía, no faltan en los bancos. 

Sus botines iban de los 15 a 20 mil pesos comúnmente, juntando en un día hasta cien mil en un día de quincena. 

El grupo conocido como “los camaleones” de la Policía Municipal, en administraciones pasadas lograron frustrar varios robos y la detención de los “carteristas”, en repetidas ocasiones.

Un ex “camaleón” dijo conocer a todos los integrantes de esta banda porque los detenían una y otra vez, pero a la vez lamentó que las víctimas siempre se negaron a denunciar, por tiempo, miedo o el costo que a veces podía ser superior a lo robado, para llevar un proceso legal. 

“Nosotros como policías ya conocíamos los rostros de esas personas, nosotros las seguíamos y sin que ellos se dieran cuenta, al cometer los robos les caíamos con las manos en la masa y los llevábamos para barandilla”, relato el ex agente. 

Incluso, recuerda que con las grandes cantidades de dinero que conseguían en sus robos, sus familiares pagaban las fianzas para que salieran inmediatamente de la cárcel municipal, y aunque fueron remitidos por reincidencia al Ministerio Público, estos no los procesaban a falta de denuncia, por lo que el ex policía no descarta la posibilidad que esta banda haya podido sobornar hasta a los MP. 

“Cada vez que deteníamos a las mujeres que andaban robando carteras, solo se reían y decían que no importaba, por que pronto iban a salir de la cárcel, e incluso en una ocasión me dijeron que tenían paro con un grupo delictivo (del narco) y que me iban a cortar la cabeza, pues ya me conocían”; relato aquel hombre que sirvió a la corporación durante muchos años. 

Reincidencia 

Hubo un caso en el que las víctimas si emprendieron un proceso legal y, terminaron encarcelado a sí victimario. Se trata de Alejandro, uno de los cuatro asesinados. 

Tenía cerca de seis meses que había salido del reclusorio donde estuvo tres años por el delito de robo, sin embargo, al parecer tuvo reincidencia en sus actividades delictivas. 

En sus inicios la banda operaba sólo en Chilpancingo y Tixtla, pero en los últimos años, extendieron sus territorios de operación hasta Chilapa y Tlapa, en la Montaña, Tierra Colorada en la Zona Centro e incluso Taxco, en la Zona Norte del Estado. 

En Chilpancingo, los robos y asaltos a mano armada continúan a pesar de las constantes advertencias de grupos del narcotráfico que intentan tener un control absoluto de los hechos ilícitos. En diversas ocasiones han sido exhibidos “ladrones” siendo torturados, a través de videos difundidos en redes sociales, o, como en este caso, varios han aparecido asesinados brutalmente. 

Incluso después de este terrible crimen, ha habido más robos a vehículos, pero al momento se desconoce si se trata de la misma banda. 

Agentes de la Policía Municipal que llevan más de diez años de servicio, aseguran que este grupo ya operaba en Chilpancingo cuando ellos entraron a la corporación, incluso, parece que esta actividad ilícita va heredándose de generación en generación, entre esta familia. (Agencia Periodística de Investigación)

Estos son algunos miembros de la banda de carteristas “de la 4 se Abril”, en Chilpancingo. Las fotografías en grande, corresponden a Alejandro e Inocencia, hermanos que aparecieron brutalmente asesinados. (Fotografía: Cortesía)
La mañana del domingo 03 de Septiembre, las cabezas de dos de los carteristas de la colonia 4 de Abril, aparecieron en el mercado central de Chilpancingo. (Fotografía: Archivo API)
En la colonia Obrera, apareció el cuerpo desmembrado de un carteristas de Chilpancingo, la noche del sábado 03 de Septiembre. (Fotografía: Archivo API)
En la colonia Lomas de Xocomulco fueron dejados los cuerpos de tres integrantes de la banda de carteristas de la colonia 4 de Abril. El terrible crimen se lo adjudica el denominado Cartel del Sur. (Fotografía: Archivo API)
Peritos de la Fiscalía DEL estado realizan las diligencias en donde aparecieron los cadáveres de algunos de los carteristas de la colonia 4 de Abril, en Chilpancingo. (Fotografía: Archivo API)

Acerca Cuevas

Mira también

Fast Track, oficializa Congreso salida de Marco Leyva de la alcaldía de Chilpancingo; llega el empresario Jesús Tejeda Vargas 

*** Abandona PRI al ahora ex presidente municipal; diputados le dicen: “no podemos defender lo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.