Inicio / Movimientos Sociales / Ayotzinapa / Del 15 al 26 de Septiembre, jornada de protestas a tres años de la desaparición de los 43

Del 15 al 26 de Septiembre, jornada de protestas a tres años de la desaparición de los 43

Bernardo Torres/API
Chilpancingo, Gro. 13 de Agosto del 2017.- A casi un mes de cumplirse tres años de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, los padres y madres, determinaron llevar a cabo una jornada de movilizaciones en diferentes ciudades del país, del 15 al 26 de septiembre.
A punto de llegar al tercer año de lucha en busca de la verdad, los padres y madres, señalaron que le estrategia del Gobierno Federal, encabezado por Enrique Peña Nieto, es desgastar a las familias y administrar el conflicto con miras al 2018, en que se habrá de renovar la presidencia de la república.
Padres de los 43, asistieron al informe anual de actividades del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, que se llevó a cabo en la Ciudad de Tlapa, y frente a las organizaciones presentes exhibieron que la intención del gobierno de no esclarecer el caso, es para evitar costos políticos.
“Esta es la estrategia de la clase en el poder, contrario a los anhelos de verdad y justicia de los familiares de los 43. Por esta razón, las madres y padres se han propuesto impulsar una ¡ornada de lucha del 15 al 26 de septiembre de este año”, dijeron.
El movimiento esperaba que en la primera semana de agosto, la Procuraduría General de la República (PGR), informara sobre las cuatro líneas de investigación que propuso el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y que han sido respaldadas por el Nuevo Mecanismo de Investigación, sin embargo a la fecha no se ha dado el encuentro.
La primera línea de investigación, que no se ha tomado en cuenta, es la responsabilidad del Ejército Mexicano, que estuvo presente en distintos escenarios donde se dio la agresión en contra de los normalistas la noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre en la Ciudad de Iguala.
Para las instancias internacionales, la presencia de los militares generó acervo probatorio, como fotografías, videos y otras documentales que no han sido aportados a la investigación y controlaron las cámaras del C4, lo que hace que la institución tenga que ser investigada.
Entre las demandas, que también fueron plasmadas en el informe de Tlachinollan, exigen profundizar en los testimonios y otras pruebas técnicas, de que 25 estudiantes que viajaban en el autobús “Estrella de Oro”, número 1531, habrían sido llevados con dirección al municipio de Huitzuco.
Para esto, insisten en la consignación de todos los policías municipales de Huitzuco, fincar responsabilidad al entonces Director de Seguridad Pública y Presidente Municipal; identificar a los personajes mencionados como “El Patrón” y el “Caminante”, así como a los policías federales implicados en este evento.
Manifestaron que en una reunión que sostuvieron con el entonces procurador, Jesús Murillo Karam, le pidieron rastrear los teléfonos celulares, pero se negó, bajo el argumento de que habían sido quemados junto con los normalistas; esta versión fue desechada por el GIEI, al confirmar que por lo menos siete aparatos siguieron activos.
El GIEI, estableció en uno de sus dos informes que uno de los móviles de la agresión pudo estar relacionado con el trasiego de droga de Iguala a Chicago, por miembros del grupo criminal “Guerreros Unidos”, tesis, que tampoco ha sido tomado en cuenta como línea de investigación por parte de la PGR. (Agencia Periodística de Investigación)

Acerca Cuevas

Mira también

Totolapan, un año después: el pueblo que desterró a los criminales  

*** Los pobladores siguen esperando que el gobierno haga la parte que le corresponde: detener …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.