Inicio / Seguridad / Desastres Naturales / Torrencial en Quechultenango “arrasó con todo en una hora”

Torrencial en Quechultenango “arrasó con todo en una hora”

*** Don Eutimio intentaba rescatar una lavadora y fue arrastrado por el río

IMG_1543Bernardo Torres/API

Quechultenango, Gro.- “Fue ayer, lo que pasa es que no pensamos que fuera a salir el agua tan fuerte, estábamos todos adentro de la casa, y de repente escuchamos un trueno muy fuerte atrás de la casa, me asomé a la barranca y estaba mi papá, tratando de sacar la lavadora”.

Eran alrededor de las 5:00 de la tarde, la última vez que su hija vio a don Eutimio Morales Francisco. Después de eso se vino una fuerte corriente que prácticamente lo desapareció y, hasta la tarde de este lunes, seguía desaparecido.

Todo fue a consecuencia de la fuerte lluvia que azotó a este municipio entre el domingo y lunes.

Pasada la tormenta, la hija llevaba un bebé en brazos y relataba los hechos mientras se dirigía a su casa, donde un grupo de vecinos les apoyan en la remoción de escombros, en tratar de recuperar algunos muebles y, otros, en la búsqueda de su papá.

Pidió a las autoridades buscarlo y no parar hasta encontrarlo, pues la familia ha perdido todo y ahora no tienen un solo peso ni siquiera para solventar la búsqueda.

Doña Leonora Castro fue otra de las jefas de familia afectadas. Relató cómo vivió esta tragedia, que ni siquiera durante la tormenta tropical “Manuel” en 2013, vio tal destrucción, pues esta vez en menos de una hora, la creciente arrasó con todas sus pertenencias.

“El agua subió muy rápido, en una hora y media ya había subido más de dos metros, nomás nos dio tiempo salir corriendo hacia la calle y no pudimos sacar nada y nos tuvimos que ir aunque sea enfrente la casa”, relató la mujer de alrededor de 50 años, a la vez que rescataba algo de ropa de entre los escombros.

Las paredes de su casa de adobe, están humedecidas y carcomidas en su totalidad, sus muebles, ropa y enseres, quedaron amontonados, sólo atorados en una malla metálica que impidió que se los llevara la corriente.

Su familia perdió no solo bienes materiales, también perdió sus pollos, que de alguna manera los sacaban de apuros, el agua se llevó sus perros, que quedaron atrapados entre el lodo, y nada pudieron hacer para rescatarlos.

“Lo de la cocina, todos mis trastes se los llevó, la estufa se la llevó el agua, lavadero, los bidones de maíz, la ropa, nomás de repente todo se llenó de agua, ni tiempo nos dio de sacar algo” relató doña Leonora.IMG_1523

Su familia también resultó afectada con las lluvias que de las tormentas en 2013, pidió a las autoridades que esta vez volteen a ver esta zona, pues hace dos años no fueron incluidos en los proyectos del Plan Nuevo Guerrero.

Don Mario Rodríguez Ramírez, expuso: “pues esta agua nos acabó de destruir, tiró la lámina, los baños, adentro de la casa ya no está para estar aquí, se cuarteó, el agua subió como dos metros y todo se perdió”.

Dos muertos, un desparecido y 40 viviendas afectadas

La tormenta atípica que se registró en la parte alta del municipio de Quechultenango, dejó un saldo de dos personas muertas, un desaparecido y alrededor de 40 viviendas afectadas, con igual número de familias que perdieron la mayor parte de su patrimonio.

Fue alrededor de las 16:00 horas del domingo, cuando en la parte alta, sobre la comunidad de Aztatepec, se registró una fuerte e inusual lluvia, pero debido a que en la cabecera municipal solo lloviznaba, nadie se percató de lo que se acontecería minutos más tardes.

Sorpresivamente la barranca “El Capire” empezó a incrementar su nivel, lo que encendió las alarmas entre los vecinos, debido a que es una temporada en la que generalmente no llueve en esta zona.

Sin embargo, de repente una fuerte crecida empezó a inundar las viviendas, dando apenas tiempo a las más de 50 familias de las colonias San Sebastián y Santa Cruz de Quechultenango, abandonar sus casas y ponerse a salvo.

El agua y lodo se introdujo a sus viviendas, arrasó con muebles, enseres domésticos, animales, herramientas de trabajo, cercas y todo a su paso; árboles, muros y bardas fueron derribadas por la fuerza de la lluvia, así como las viviendas más vulnerables.

IMG_1551Toneladas de lodo, piedra y arena dejaron sepultadas al menos cuatro viviendas, otras sufrieron daños severos, y algunas solo inundaciones, así como una escuela primaria, andadores y calles.

Marco César Mayares, secretario de Protección Civil del Estado, acudió la mañana de este lunes a la zona afectada, y dio a conocer que se trató de una tormenta local.

Reportó que al menos 37 viviendas fueron afectadas por estas lluvias atípicas, de las cuales 11 con daños leves, 23 con daños medios y 3 pérdida total.

Asimismo, tres personas fueron arrastradas por la corriente del río; dos menores de edad en la comunidad de Aztatepec, donde jóvenes de 15 y 12 años intentaron cruzar el arroyo crecido y murieron ahogados, sus cuerpos fueron rescatados por los pobladores horas después.

En la colonia San Sebastián, una persona que intentaba rescatar algunas pertenencias fue arrastrado por la corriente y hasta la tarde de este lunes, seguía en calidad de desaparecido, mientras brigadas de protección civil del estado y del municipio, continúan su búsqueda.

“Hay dos personas fallecidas confirmadas, ya el presidente municipal es lo que nos ha informado, se han activado refugios temporales, para las familias afectadas, el día de ayer al menos 90 personas que pernoctaron ahí, y bueno nosotros hemos estado apoyando con trabajos” señaló el funcionario estatal.

Por su parte la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), desplegó al menos 100 elementos del Ejército Mexicano, para aplicar el Plan de Desastres Naturales (PLAN-DNIII), para ayudar a las familias afectadas a desazolvar sus viviendas.

“Fue una situación de sorpresa y desafortunadamente fue lo que ocurrió, vamos a acudir a la comunidad de Aztatepec, para valorar la situación, está llegando maquinaria, como ha sido la instrucción del gobernador, atender inmediatamente esta situación”, dijo.

Alberto Rodríguez Jiménez, presidente municipal de Quechultenango, por su parte informó que la tromba suscitada el día domingo afectó la totalidad de la colonia, y graves daños en la infraestructura de las viviendas.

El alcalde, pidió al Gobierno del Estado, ayuda para hacer frente a esta contingencia pues ha rebasado la capacidad de reacción del municipio, “le pedimos que nos ayude con estas personas que salieron afectadas”. (Agencia Periodística de Investigación)

IMG_1498IMG_1522

Acerca Cuevas

Mira también

Aprueba Congreso Ley de Ascensos y Estímulos a Policías, pese a tener “deficiencias” 

Vanessa Cuevas/API Chilpancingo, Gro. 25 de Julio del 2017.- A pesar de ser considerada “con deficiencias”, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.