Inicio / Opinión / ¡No más feminicidios!

¡No más feminicidios!

Por Wendy Alanis/API

“Temor” de diputadas es equivalente a misoginia e ignorancia

Wendy Alanis“Diputadas temen asumir la alerta de género”, según cuenta la diputada priista Silvia Rivera Carbajal, quien lamenta que no haya alerta de género para Guerrero ante los constantes feminicidios en la entidad.

En entrevista, la legisladora afirmó que falta representatividad de las mujeres guerrerenses para levantar la voz y que se exija una alerta de género, para la cual las diputadas locales no ha querido asumir su responsabilidad, ni defender un posicionamiento a favor de las mujeres ante el pleno del Congreso, para emprender acciones contra los hechos de violencia hacia el sector femenino.

Las grandes incógnitas son: ¿A qué le temen las diputadas locales? ¿Por qué cruzarse de brazos ante los constantes ataques hacia las féminas? ¿Acaso ellas no viven en Guerrero? O, ¿También le van a echar la culpa a la narco-violencia que se está viviendo?

Quizá toda esta negativa de no atraer la alerta de género para Guerrero por parte de las diputadas locales, se deba al gozo que sienten y que no pueden disimular ante la violencia hacia la mujer, lo cual significa que en realidad es misoginia e ignorancia, no temor, como nos quieren hacer creer.

Y con este tipo de diputadas que no crean un marco jurídico en pro de la mujer, encaminadas a erradicar la violencia feminicida que cada vez se recrudece más en un estado como Guerrero, gran productor de violencia de género, es entendible que haya impunidad y burla ante los crímenes de odio.

De manera personal, tengo registradas trece muertes violentas de mujeres ocurridas antes del 21 de diciembre del año pasado, tan solo en ese mes, un dato verdaderamente alarmante que no sólo las autoridades deben tomar en cuenta sino también la sociedad en general, porque puede significar que todos los días ocurre una muerte violenta de mujer en el Estado de Guerrero ante la indolencia, inoperancia e incapacidad de las autoridades.

Ahora entiendo por qué la Secretaría de la Mujer es un grandísimo elefante blanco y su actuación ante la defensa de la mujer es como la de una espiga que se dobla con el viento, pues con tan excelente ejemplo, ¿Qué otra cosa se puede esperar de un organismo creado por el gobierno?. Al fin y al cabo como dijera una diputada el mes pasado: “No es momento para sacar todo lo peor de Guerrero”.

¿Y entonces cuándo? Pregunto yo. ¿Cuando los feminicidios sean una estadística común? En verdad, ¿Eso es lo que se necesita para poner un alto a la violencia de género?

¿Cuándo?, si el flamante gobernador del estado Héctor Astudillo Flores hace oídos sordos ante la violencia de género que se vive y los supuestos grupos feministas nadan de muertito.

En fin, el caso es que entre las temerosas diputadas, el ciego y sordo gobernador Héctor Astudillo Flores y los blandengues grupos feministas que no luchan contra la violencia hacia la mujer, es casi imposible atraer la alerta de género tan urgente y necesaria para Guerrero. (Agencia Periodística de Investigación)

Acerca Operador 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.