Inicio / País / Harina de maíz Diconsa, producto fortificado de bajo costo

Harina de maíz Diconsa, producto fortificado de bajo costo

***Contiene proteína de soya, vitamina A, hierro, zinc y ácido fólico, por lo que ayuda a disminuir la anemia y la desnutrición.

Boletín 

A través de 27 mil 284 tiendas comunitarias fijas y 295 tiendas móviles, Diconsa ofrece harina de maíz marca propia fortificada con proteína de soya, vitamina A, hierro, zinc y ácido fólico que ayuda a disminuir la anemia y la desnutrición, además de apoyar la economía de la población de escasos recursos.

Este producto que forma parte de la canasta básica Diconsa y de los 19 alimentos abastecidos mediante la tarjeta SINHambre  se oferta también en los 153 Centros de Atención a Beneficiarios (CABE’S), establecimientos que la distribuidora tiene dispuestos en las zonas urbanas para atender a las poblaciones marginadas.

Los habitantes del centro, sur y sureste de la República Mexicana son los principales consumidores de este artículo alimenticio que permite, con un solo kilogramo elaborar un kilo y medio de tortillas, con lo cual se refuerza la alimentación en niños, mujeres embarazadas y en lactancia, adultos mayores y personas con discapacidad, principalmente.

Además de la harina de maíz, cuya fórmula fue elaborada por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” (INCMNSZ), Diconsa cuenta con otros siete productos marca propia como: pasta enriquecida para sopa, aceite de soya, polvo para preparar bebida sabor chocolate, sal, jabón de tocador, jabón de lavandería y detergente en polvo.IMG-20160118-WA0002[1]

Se trata de alimentos nutricionales y productos de calidad, de precios bajos que llegan a la población más necesitada del país a través de su amplia red de abasto, que llega a los lugares más apartados y de difícil acceso en el país.

Acerca Operador 1

Mira también

En Guerrero derriban casa de los Galeana, escenario clave de la Independencia de México 

*** La vivienda tenía sellos del INAH porque formó parte de la Hacienda del Zanjón …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.